Etiquetas

viernes, 25 de febrero de 2011

CAPRICHOS DEL DESTINO


A donde voy, de donde vengo. Sin rumbo, sintiendo horizontes sin cicatrizar y con heridas que vuelven a sangrar. Recordando los colores que se reflejan en tus ojos.
No me hace falta el azote del siroco, con tan solo una palabra puedo tocar el cielo o transitar los avernos.

Vivir para reír y llorar
Vivir para olvidar y seguir
Vivir para acabar y comenzar
Vivir para crear y morir

Cementerios de sentimientos, sombras de un ayer. Mutilados buscando su parte del puzzle.
...caprichos del destino...

No hay comentarios:

Publicar un comentario